reconoce sus orígenes

Sobre estrellas de la pantalla chica

Publicado: 2012-07-25

Falacias de la telebasura

Eduardo Adrianzén 

FUENTE: La República,  Miercoles, 25 de julio de 2012

FALACIA 1: “Tengo que hacer esto. Si hago un mejor programa, caerá mi rating”. No pues, señor(a) conductor o periodista. Usted es inteligente. Sabe que no “tiene” que hacer TV basura… ya que nadie le está poniendo una pistola en la cabeza. QUIERE hacerla, voluntariamente, y seguirá haciéndola porque le encanta el chequezazo que recibe cada fin de mes por su gran éxito. Lo que digan otros –que jamás recibiremos cheques tan jugosos– le suena a envidia. Y como ya se acostumbró tanto a la opulencia, le aterra volver a las épocas en que sufrió precariedad o pobreza. ¿Que su contrato lo “obliga”? Vamos, entre adivinos no nos leamos la suerte: podría rescindirlo, pero en verdad tampoco quiere. Aunque en público raje de ella, la Bozzo es su ejemplo (miren cómo sigue hasta hoy) y no muchos buenos profesionales que prefirieron negarse a ser estrellas mediáticas para vivir en paz consigo mismos. Quizá los respeta, sí. Pero se acuesta pensando: “Pobres, yo gano 50 veces más”

FALACIA 2: “Ejerzo el derecho irrestricto a la libertad de expresión”. Le aseguro que en los países nórdicos –ejemplos mundiales de tolerancia y respeto a todos los derechos– hace rato ya habrían cancelado varios programas de TV peruanos por más exitosos que sean, por la simple razón de que rozan el delito, o de plano ya cayeron en él. Vaya con su programa a Holanda o Suecia, a ver si dura tres días.

FALACIA 3: “A la mayoría le encanta el morbo”. Bueno, usted suscribe el viejo chiste: “Coma basura: un millón de millones de moscas no pueden equivocarse”. Lástima que estudió tantos años con tanto esfuerzo para sacar un título de periodista o comunicador… y terminar entrevistando cada semana al 'Mero Loco'.


Escrito por


Publicado en

Determinismos, un pesimista que ríe

Otro blog más de Lamula.pe